.Novela homoerótica para mayores de edad.
 

 

Capítulo 1
El Olimpo

Las luces estaban bajas, como siempre en el club Olimpo, a pesar de que aún no abrían para la clientela. El joven dueño salió de detrás de la barra, en donde había estado esperando a que todos los chicos llegasen, y aprovechando para limpiar algunas copas. Realmente no era necesario, pero no podía evitarlo. Todo el esfuerzo que le había puesto, el empezar como tan sólo un bartender en otro club hasta tener suficientes ahorros como para abrir el suyo, todo ese camino recorrido no era en vano. Además de considerarlo su trabajo. Aún ahora que era el dueño, seguía ejerciendo tras la barra, era algo que disfrutaba, y por otro lado, le servía para ser menos aparente como dueño del local.

– Chicos, chicos... – los llamó, suspirando, y pasándose una mano por el cabello castaño oscuro. – A ver si me prestan atención. Voy a anunciar el ranking...

– Tatsuya sama... ¿vas a ser bueno conmigo hoy? – uno de los chicos se le acercó, rodeándolo por los hombros, y sonriendo, claramente en un intento de sonsacarlo que... no funcionó.

–No. – sentenció el dueño, quitándole la mano de sus hombros, y sonriendo luego. – A menos que tú hayas sido bueno conmigo. Yo no decido los rankings al azar... –antes de que el chico pudiera protestar, empezó a leer del papel que llevaba entre las manos. – Número 1, Hayabusa, felicidades... – lo miró, pensando que no era ninguna sorpresa. Ya no recordaba cuanto tiempo llevaba de número 1. – Número 2, Tsubasa.

El chico sonrió, levemente con gesto de merecerlo y quedándose como estaba, cómodamente sentado, escuchando los demás.

– Número 3 , Kenzo... Número 4, Kai... – Número 5... – continuó leyendo hasta llegar al final de la lista, suspirando luego. – Felicidades a todos, y los que no llegaron... ya saben.

– Otra vez el cuatro… lo que tienes que hacer es cambiarme esa foto, Tatsuya… a mí no me haces tanta publicidad como a los demás…– Kai se quejó, apoyándose en la barra y hablando con su jefe como si lo conociera de toda la vida.

Hayabusa se peinó delante de uno de los espejos, acabando de ponerse unos anillos y suspirando –No… eso es porque crees que los clientes son tus novios… y no lo son… además… eres un irrespetuoso…– sonrió a su reflejo y miró al rubio por el mismo.

– Y porque te la pasas, moviéndote por todo el club, en vez de concentrarte sólo en tus clientes... – continuó su jefe, sin inmutarse mucho, pensando que era un inquieto. – Tu foto está bien...

– Sólo tienes que saber cómo hacerlos regresar. –intervino Tsubasa, observándolos. – Siempre dejarlos queriendo más.

–Ya… es muy fácil decirlo… pero para mí no es fácil decir que no tantas veces… – se abrazó a Tsubasa por detrás y le pasó un dedo por el cabello colocándoselo bien. –No soy tan guapo como tú…Tsubasa-san… – le besó la mejilla y miró su reflejo, Tsubasa era el chico más guapo que hubiera visto en su vida. Además, tenía un aire distinguido que hacía que casi todos los hombres lo eligieran a él, así era como siempre estaba rodeado de sus admiradores… para ellos era como un dios. Lo mismo podría decirse de Hayabusa-san, él era el número uno… Claro que todo era cuestión de la clase de clientes que frecuentaban esos lugares.

El chico sonrió, observándose. – Es cuestión de cuidar tu apariencia, es todo. – lo miró a través del espejo. – Además, sabes que no apuntamos al mismo tipo de clientes.

–Ya lo sé…pero aún no ahorro para la operación de estética…– se rió, revolviéndose un poco el cabello y apoyándose en la barra de nuevo, acercándose a Tatsuya. –Tatsu… voy a ir a buscar clientes…

– ¿Por qué sigues haciendo eso? Es que no sabes que hay otros chicos que deberían estarlo haciendo por ti? – Hayabusa se sentó en una de las banquetas de la barra y se apoyó con un codo en la misma. –Deja eso…además está lloviznando…– le ajustó el cuello de la camisa magenta mientras hablaba.

–Es que a mí se me da mejor… y es divertido…– se rió dejándose hacer. –Y así Tatsuya me va a querer más… ¿a que sí?

El moreno suspiró, mirándolo como resignado, siempre era así. – Ya estás en el ranking si te refieres a eso. Hayabusa tiene razón, no necesitas hacerlo. Pero sí es lo que te gusta...

–Es mejor que estar aquí esperando…– suspiró mirándolo y girando uno de los sellos que llevaba en los dedos.

–Tatsuya–san…– Hayabusa se inclinó un poco hacia delante en la barra. – ¿Has oído hablar de ese cliente? El que ha estado recorriendo todos los locales de Tokio… dicen que vendrá a Okinawa…

– ¿Quién es?– Kai lo observó aunque sin mucho interés.

– Murakami Koza... – contestó el chico, con cara de no estar demasiado complacido con aquello. – Se ha hecho un tanto famoso entre los clubes...

– ¿Crees que venga aquí? Sería interesante... ¿no? – Tsubasa se acercó apoyándose en la barra. Eso sí era algo que le sonaba prometedor. Aunque no le parecía que al dueño lo emocionara mucho.

– Sí… bastante interesante…– Hayabusa lo miró de soslayo y se apoyó en una mano, observando a Tsubasa serio. –Pero ya se ha escuchado hablar de reyertas entre los host de otros clubes desde su aparición… nadie quiere dejar pasar la ocasión…

– ¿Pero quien es? – insistió Kai suspirando. – ¿Sólo un tío forrado?

–No… un joven inversionista que al parecer se rumorea que está buscando a hosts de su agrado… para abrir un local por todo lo alto… con publicidad de todo tipo e incluso un sueldo por encima de lo que ganes… Se dice de todo… Rumorología diversa…

– Y ninguna confirmada... – lo cortó Tatsuya, claramente serio. – Pero para eso los tengo a ustedes. ¿No irían a abandonarme por algo tan incierto, o sí?

– No lo sé, Tatsuya-san, ¿qué me ofreces para quedarme? – le sonrió Tsubasa con toda la mala intención, apoyando el rostro en una mano.

El moreno lo miró, suspirando, siempre igual. –Un trabajo estable y seguro.

–Un jefe kawaii... – Kai se rió. –Yo no te voy a dejar Tatsuya… – se levantó arreglándose delante de un espejo. Hayabusa observándolo de soslayo, de hecho, prefería no decir nada, pero dudaba mucho que lo escogiera a él en todo caso…

Tatsuya sonrió de todas maneras, sobre todo ahora que el rubio estaba distraído. Ya sabía que Kai no lo dejaría, ni siquiera tenía que haberlo dicho. Pero lo apreciaba.

Tsubasa dejó escapar una leve risa, aproximándose a Hayabusa. – ¿Y tú? ¿Qué opinas de esto?

–Opino que es interesante… – le sonrió y lo observó. Lo cierto es que jamás lo admitiría, pero dudaba que a su edad, fuera una buena idea cambiar de lugar –Me pregunto si será lo suficientemente inteligente como para escoger a hombres de todas las clases o sólo de… su tipo… ¿será homosexual tan siquiera?... No lo sé… puede que ni siquiera venga… ¿Tatsuya–san… qué opinas tú de eso? Para ti es obviamente malo… que venga aquí a llevarse a tus mejores host… y a la vez bueno, porque en el trayecto es seguro que se gastará una fortuna…– jugó con el colgante de oro que llevaba al cuello mientras le hablaba.

– No puedo impedirle a un cliente que venga aquí, pero... no le veo la ventaja. – contestó, ya que le preguntaba. – No importa cuanto dinero te den hoy, si mañana te quitarán la manera de ganarlo.

Hayabusa sonrió, abriéndose un botón más de la camisa y levantándose. –Tatsuya-san… sabe cómo cuidarnos… en otros locales no hay días libres y los horarios son mucho más esclavos…– se pasó una mano por el pecho notando que Kai ya entraba con algunos chicos, poco menos que arrastrados. Aún así, seguía sonriendo, acompañado por uno de los hosts más recientes. Kai era indispensable a la hora de atraer nuevos clientes. –Hum…

Tsubasa se irguió también, observando a los chicos, su expresión cambiando por completo. Así se veía bastante simpático, aquella mirada de depredador desaparecida de su rostro, aunque Tatsuya sabía que ahora era precisamente cuando más depredador estaba.

Suspiró, empezando a colocar las botellas para tenerlas listas. No sabía qué iba hacer si perdía a Hayabusa y a Tsubasa. Los demás chicos no eran malos, y había quien tenía la posibilidad de ocupar su lugar algún día, pero eran ellos quienes hacían que los clientes quisieran volver una y otra vez.

 

 


Continua leyendo!

 
 

Tambien puedes dejar tus comentarios y opiniones en la sección de este fic en el foro, solo tienes que presionar en Hansa.

yaoi shop, yaoi t-shirts, uke t-shirts, wings on  the back