.Novela homoerótica para mayores de edad.
 

Capítulo 48
Deceit

“Kenzo... ¿dónde estás? Vuelve...” Hideyoshi terminó de enviarle el mensaje, guardando su móvil, y pasándose la mano por el cabello. No había estado precisamente brillante con los clientes el día anterior. Y además, se suponía que fuera su día libre, pero no podía perder la esperanza. Ahora empezaba a preguntarse si no debió de haberlo esperado en casa, tal vez pensara que se había ido.

Y de hecho, eso había pensado el pelirrojo por un momento al no verlo allí, pero sus cosas seguían en la casa. Se había cambiado de ropa y entraba en el local sonriente, guardándose el móvil en el bolsillo como si nada hubiera ocurrido, disculpándose con Tatsuya por su ausencia y aproximándose a Hideyoshi, besándole los labios y abrazándolo.

– Kenzo... – el rubio lo miró como si lo hubiera abofeteado en realidad, cosa que él deseaba hacer ahora. Lo tomó de la mano, llevándolo con él a un lugar más apartado. – “¿Dónde estabas?”

–Pensando…– le apretó un poco la mano que lo sujetaba, acariciándosela. –Tenías razón, lo siento… dejaré de verlo… aunque prefiero no decirle nada… Es mejor que las cosas sigan como estaban para él…

– ¿En serio? – suspiró, inmediatamente suavizado, observando sus ojos. – Sabía que entenderías, Kenzo... Pero ¿estás seguro? ¿No quieres que sepa que tiene un hermano?

– No… después de todo… tampoco debería creerme todo lo que mi madre me dijo… y no quiero que tenga problemas con su padre… Es un buen chico… – se pasó una mano por el cabello, apartándoselo de la cara y lo miró a los ojos. –Siento no haberte contestado a ningún mensaje… Tenía que llegar a esta conclusión yo solo…

– Está bien, pero me debes una cita... – le sonrió, acomodándole un poco el cabello. – Y me hiciste venir a trabajar en mi día libre... Baka.

–Bueno… no te pongas así… mañana es mi día libre… tómatelo conmigo… dile a Tatsuya que no se ponga pesado… Él se tomó su día libre con Kai… además…– se aproximó un poquito para susurrarle. – “Ahora está rallado con el tal Murakami… será mas complaciente…Dile que me acompañarás al médico por lo de ayer…”

– “No seas malo, Tatsuya-san comprenderá...” – se rió con suavidad, enseriándose de pronto. – Pero ¿qué le dirás al chico? Piensa que eres su novio...

– No… ya le he dicho que eso sólo son cosas que decimos… me ha gritado un poco… pero luego se le pasará como a todos… – sonrió levemente, pasándose la mano por el pecho en la abertura de la camisa.

– No... Creo que le romperás el corazón... Pero supongo que es lo mejor... – negó, sintiendo algo de lástima por el chico. Era muy joven y no comprendería nada. – No te me vuelvas a desaparecer así, ¿quieres? Sé que no tengo derecho, pero al menos... avísame.

– ¿Cómo iba a avisarte si estaba enfadado contigo?– suspiró con fuerza, negando con la cabeza. – No te preocupes por el chico… no será para tanto, no es como que lleváramos mucho tiempo viéndonos o que hubiéramos hecho algo… ni lo toqué… Sólo nos dimos algún beso y esas cosas… – se sentó en uno de los sofás, cruzando una pierna sobre la otra. Su móvil sonando y el pelirrojo mirando el número, levantándose para ir a conversar privadamente.

– Nosotros tampoco hemos hecho nada... – sonrió el rubio alejándose para ir a hablar con Tatsuya, y darle algo de privacidad.

– ¿Kenzo? – la voz de Takara sonó al otro lado del teléfono, con un tinte entre preocupación y alegría. – Te estuve llamando ayer...

– Ayer… estuve muy ocupado, lo siento Takara… últimamente estoy muy agobiado… hoy también, así que sé breve…– pasó un dedo por el borde de una mesa. Desde luego que no le había dicho nada y que no tenía intención de hacerlo.

– Bueno... sí... – contestó, un poco golpeado por aquel tono seco, pero suponía que podía comprender aquello. – Es mi padre... me dijo que le ofrecieron un trabajo en Tokio, pero... le dije que no quiero ir. Y que tenía un novio y... quiere conocerte... – se rió, nervioso, sin saber qué más decirle.

El pelirrojo sintió que se le helaba la sangre- – ¿Y qué le has dicho?– preguntó preocupado. –No puedes irte… No quiero…

– No... Yo tampoco... Le dije que eres tímido, pero no me creyó... – se rió de nuevo, de aquella manera nerviosa, su dedo jugando con el gatito de adorno que colgaba de su móvil. – No sé qué hacer...

– No sé… entretenlo mientras pensamos algo… No vayas a irte… – le repitió de nuevo, girándose de espaldas a los demás. – Te echo de menos… ¿no puedes venir a verme aunque sólo sea una hora?

– Bueno... ¿dices al club? Es que... ya no tengo dinero... – murmuró, preocupado. Él también quería verlo. Luego de la preocupación que le había dado con que no contestase a sus mensajes...

– No hay otro modo, ya sabes que salgo a la misma hora que tu padre… Además… necesito dormir en algún momento… es una pena… que no puedas venir… – le hizo una seña a Kai para que lo llamase.

– ¡A ver Kenzo! ¡Ven aquí, hay un chico esperando por ti!– le llamó el rubio, notando que debía estar deseando colgarle a alguien y jugando.

– Lo siento… Tengo que ir a trabajar, te quiero… – le echó un beso por el teléfono, esperando un poco.

– ¡No! Espera... – Takara se quedó en silencio a pesar de todo, indeciso aún. – Y... ¿mañana?

– Mañana es mi día libre pero aún así tengo una cita ya concertada… Lo siento… – apagó el teléfono y sonrió aproximándose al rubio. – Gracias… me has salvado… No veas que paliza de tío…

–Ya… Eso pasa…– Kai se rió y lo sujetó por los hombros. – Vamos a buscar carne fresca ¿si? Hide-chan…

Kenzo cogió el teléfono de nuevo y le mandó un mensaje al chico. – “Te echo de menos”

Takara se quedó mirando su móvil con gesto consternado. Quería verlo... Pero lo que estaba pensando... Su mirada se desvió a la volante arrugada que le habían entregado ese día. No sabía por qué la había conservado, tal vez porque fue el día de su cita. Suspiró, girándose y de nuevo volviendo a mirarla. ¿Era estúpido? No podía hacer algo así. Pero... tal vez no fuera tan malo... Sacudió la cabeza, yendo al baño, pero llevándose el móvil también, aún pensando en lo que debía hacer.

 


Continua leyendo!

 
 

Tambien puedes dejar tus comentarios y opiniones en la sección de este fic en el foro, solo tienes que presionar en Hansa.

yaoi shop, yaoi t-shirts, uke t-shirts, wings on  the back